10 Tips para tener el cabello que soñabas

1. Cepíllalo sólo tres veces al día con un peine de dientes anchos o cepillo de cerda gruesa -éste te ayudará a tener más brillo en tu pelo.

  • Ejemplo: Puedes cepillar tu cabello por la mañana, después del almuerzo y antes de acostarte.
  • Pasos:
    1. Utiliza un peine de dientes anchos o un cepillo de cerdas gruesas para evitar la rotura del cabello.
    2. Comienza cepillando desde las puntas y ve subiendo hacia las raíces para desenredar suavemente.

2. Cambia de peinado constantemente, así tus accesorios -ligas y pasadores- no dañarán la misma área de tu pelo siempre, aunque la mejor opción es traerlo suelto.

  • Ejemplo: Un día puedes llevarlo suelto, al siguiente hacer una trenza y luego un moño.
  • Pasos:
    1. Varía tus estilos de peinado para no ejercer presión constante en la misma área del cabello.
    2. Evita el uso excesivo de ligas y pasadores que puedan dañar o romper tu pelo.

3. Enjuágalo con agua fría, así se cerrarán los poros y estimularás su crecimiento.

  • Ejemplo: Después de aplicar acondicionador, enjuaga con agua fría durante unos segundos.
  • Pasos:
    1. Al final de tu ducha, ajusta la temperatura del agua a fría.
    2. Enjuaga tu cabello con esta agua fría durante unos segundos para sellar las cutículas capilares.

4. Primero hidrata y después limpia. Por más raro que suene, te recomendamos que te pongas primero el acondicionador y después el shampoo a la hora de tu baño.

  • Ejemplo: Aplica acondicionador desde las puntas hasta la mitad del cabello antes de usar shampoo.
  • Pasos:
    1. Moja tu cabello.
    2. Aplica el acondicionador de manera uniforme desde las puntas hacia arriba.
    3. Deja actuar el acondicionador mientras te lavas el cuerpo u otras tareas de la ducha.
    4. Luego, enjuaga el acondicionador y procede a aplicar el shampoo.

5. Añade un poco de miel a tu dosis de shampoo. Esto hará que tu cabello luzca más suave y brillante.

  • Ejemplo: Mezcla una cucharadita de miel con tu shampoo antes de aplicarlo.
  • Pasos:
    1. Vierte una pequeña cantidad de shampoo en tu mano.
    2. Agrega una cucharadita de miel y mezcla bien.
    3. Lava tu cabello con esta mezcla como lo harías con tu shampoo normal.

6. Trata de utilizar tu plancha, secadora y tenaza solo una vez por semana y jamás olvides ponerle a tu pelo protector de calor antes de hacerlo.

  • Ejemplo: Reserva el uso de herramientas de calor para ocasiones especiales.
  • Pasos:
    1. Aplica un protector de calor en tu cabello antes de usar cualquier herramienta térmica.
    2. Utiliza la plancha, secadora o tenaza solo cuando sea necesario para reducir el daño por calor.

7. Si quieres dejarlo crecer, hazte un despunte por lo menos cada tres meses para evitar las puntas abiertas y deshacerte de ellas.

  • Ejemplo: Programa una cita con tu estilista cada tres meses para un despunte.
  • Pasos:
    1. Visita a tu estilista regularmente para recortar las puntas y mantener el cabello saludable.

8. Antes de tomar una ducha, aplícate aceite de oliva, coco o almendra y déjalo reposar el mayor tiempo posible.

  • Ejemplo: Aplica aceite de coco en tu cabello una hora antes de ducharte.
  • Pasos:
    1. Aplica el aceite de tu elección en todo el cabello, desde las raíces hasta las puntas.
    2. Deja que el aceite repose durante al menos 30 minutos o incluso más antes de lavar tu cabello en la ducha.

9. Elige dos días de la semana en los que no laves tu pelo. Tranquila, con unos pequeños toques de talco para bebé y crema para peinar -en seco- nadie lo notará.

  • Ejemplo: Puedes optar por no lavar tu cabello los días en que no tengas actividades importantes.
  • Pasos:
    1. Elige dos días de la semana para no lavar tu cabello.
    2. Si sientes que tu cabello se ve grasoso, utiliza un poco de talco para bebé en las raíces y luego aplica una pequeña cantidad de crema para peinar en seco para darle frescura.

10. Ponte mascarilla para cabello una vez por semana y déjala reposar el tiempo necesario para que haga efecto.

  • Ejemplo: Aplica una mascarilla capilar el día que tengas más tiempo libre. –
  • Pasos:
    1. Lava tu cabello con shampoo como de costumbre.
    2. Aplica la mascarilla de manera uniforme desde las raíces hasta las puntas.
    3. Sigue las instrucciones del producto para el tiempo de reposo.
    4. Enjuaga bien y continúa con tu rutina de cuidado capilar.

Entradas relacionadas

No se han encontrado entradas.

Deja un comentario