Pestañas de envidia – 6 trucos caseros para lograrlas en poco tiempo

Dicen que los ojos son las ventanas del alma, así que las pestañas serían como las cortinas que las decoran. Es por esto que debemos esforzarnos porque siempre luzcan sanas y espléndidas. Lo mejor es que hay maneras naturales, fáciles y económicas de conseguir unas pestañas de envidia.

Si tus pestañas no son tan curvadas o tan pobladas como quisieras podrías estar dejando escapar algunos detalles de su cuidado y mantenimiento. Pero hoy te diremos seis trucos caseros para que puedas lucirlas mejor que nunca.

pestañas de envidia

¿Cómo sé que mis pestañas no están en su mejor momento?

Si pierdes pestañas con facilidad, significa que las tienes frágiles. Esto podía ser debido a una alimentación deficiente, por lo que debes prestar más atención a lo que incluyes en tu dieta diaria. No es recomendable abusar del azúcar, harinas refinadas y alimentos procesados. Pues, todos sabotean la correcta digestión y absorción de nutrientes.

Para que esto no te ocurra, come lo más orgánico posible. Cocinar con alimentos de un solo ingrediente (aves, verduras, legumbres, hortalizas, vegetales, cereales como la avena o el trigo, etc.).

Pestañas de envidia – Trucos caseros para mejorar sus apariencias

Ahora bien, si sigues estos consejos prácticos y bastante económicos, lograrás tener pestañas de envidia y podrás darle un aspecto renovado, fuerte y sano. ¡Toma nota!

pestañas largas naturales

  1. Retira el maquillaje. Cada noche antes de dormir debes seguir una rutina de belleza para todo tu rostro, incluyendo tus pestañas. Una vez que te quites el maquillaje, lava muy bien tu cara con jabón neutro para retirar cualquier residuo que pueda quedar.
  2. Aceite de ricino. Aplica en tus pestañas unas gotas de aceite de ricino para que crezcan más gruesas, más pobladas y mucho más fuertes. Este remedio casero también funciona para reparar los daños del cabello y hacerlo crecer más rápido. Puedes dejarlo actuar durante toda la noche y retirarlo a la mañana siguiente con una mota de algodón.
  3. Vitamina E. Hay quienes mezclan cápsulas de esta vitamina en el frasco de aceite de ricino y repotencian sus efectos. Al igual que el anterior, puedes conseguirla en farmacias.
  4. Vitamina H. También conocida como Biotina, es una vitamina del complejo B que estimula el crecimiento del cabello, y eso incluye las pestañas. Puedes conseguirlo en alimentos como las nueces, sardinas, almendras, granos enteros, plátanos, entre otros. Inclúyelos en tu dieta diaria y verás que poco a poco se manifiestan los resultados, tanto en tu cabellera como en tus cejas y pestañas.
  5. Máscara de pestañas. El secreto del rímel no es en sí la fórmula que aplicamos sino el cepillo con el que lo hacemos. Procura que sea uno estable, no tan grueso ni tan fino (tamaño medio) y que tenga cerdas anchas. De este modo separará las pestañas y esparcirá el producto con total cobertura.
  6. No utilices rizador. Este instrumento ayuda a darle la forma curvada a las pestañas pero también las maltrata mucho al presionarlas. Lo indicado es usar un buen cepillo de rímel y aplicar una capa, dejar secar y aplicar la siguiente. De esta manera también se evitan los molestos y antiestéticos grumos.

Deja un comentario